Recomendado, 2019

La Elección Del Editor

¿Podrían los videojuegos ayudar a tratar el dolor crónico de espalda?
¿El magnesio alivia las migrañas?
Signos y síntomas del cáncer medular de tiroides.

Los beneficios y riesgos de las benzodiazepinas.

Las benzodiazepinas son una clase de drogas psicoactivas que se usan para tratar una variedad de afecciones, como la ansiedad y el insomnio.

Son uno de los medicamentos más recetados en los Estados Unidos, particularmente entre pacientes mayores.

Las benzodiazepinas tienen cualidades que pueden ayudar a reducir la ansiedad y las convulsiones, relajar los músculos e inducir el sueño.

El uso a corto plazo de estos medicamentos es generalmente seguro y efectivo. Sin embargo, el uso a largo plazo es controvertido debido a la posibilidad de tolerancia, dependencia y otros efectos adversos. Es posible una sobredosis de benzodiazepinas, y mezclarlas con alcohol u otras sustancias puede ser fatal.

, Noticias médicas hoy analizará cómo funcionan las benzodiazepinas, para qué se utilizan y los efectos secundarios y riesgos relacionados.

Información rápida sobre las benzodiacepinas
  • Las benzodiazepinas se usan para una variedad de problemas de salud, como ansiedad, trastornos del sueño y abstinencia de alcohol.
  • Funcionan activando un químico tranquilizante en el cerebro.
  • Los efectos secundarios pueden incluir mareos, somnolencia, falta de coordinación y sentimientos de depresión.
  • Mezclar alcohol con benzodiacepinas puede ser fatal.
  • Las admisiones hospitalarias por uso indebido de benzodiazepinas se han triplicado desde 1998.

Usos


Las benzodiazepinas se pueden usar para tratar la ansiedad, las convulsiones y el insomnio.

Las benzodiazepinas son efectivas para el tratamiento de una variedad de trastornos psicológicos y neurológicos, debido a sus efectos en las neuronas que desencadenan reacciones de estrés y ansiedad.

Estos trastornos incluyen:

Insomnio: Las benzodiazepinas normalmente solo se usan como tratamiento a corto plazo para el insomnio severo, ya que pueden conducir a la dependencia.

Trastorno de ansiedad generalizada (TAG): Las benzodiazepinas se usan a menudo en el tratamiento de GAD. El Reino Unido (U.K.) Instituto Nacional de Salud y Excelencia Clínica. (NICE) recomienda tomar benzodiacepinas para tratar el tratamiento a corto plazo con GAD por no más de 1 mes.

Convulsiones: Las benzodiazepinas son anticonvulsivos potentes y altamente efectivos para prevenir las crisis epilépticas prolongadas.

Abstinencia de alcohol: La benzodiazepina más común prescrita para la abstinencia de alcohol es el clodiazepóxido, seguido de diazepam. Las drogas ayudan a las personas con dependencia del alcohol mediante la eliminación de toxinas de su sistema y reduciendo el riesgo de síntomas graves de abstinencia de alcohol.

Ataques de pánico: Debido a sus efectos de acción rápida contra la ansiedad, las benzodiazepinas son muy efectivas para tratar la ansiedad asociada con el trastorno de pánico. La Asociación Americana de Psiquiatría (APA, por sus siglas en inglés) dice que muchos ensayos de estudios diferentes respaldan su uso para el tratamiento inicial.

Sin embargo, NICE advierte que el uso prolongado de benzodiacepinas no se recomienda para el tratamiento del trastorno de pánico.


Valium es un tipo de benzodiazepina.

Hay muchas benzodiacepinas diferentes. Se diferencian en la potencia, la rapidez con que se absorben en el cuerpo y lo que se utilizan para tratar.

Las benzodiazepinas incluyen:

  • Alprazolam, o Xanax: Esto está aprobado por la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) para el tratamiento de trastornos de pánico y ansiedad. Alprazolam es la benzodiazepina más recetada en los EE. UU.
  • Clordiazepóxido, o Librium: El clordiazepóxido se usa para el tratamiento del síndrome de abstinencia del alcohol.
  • Clorazepate, o Tranxene: Clorazepate es un fármaco hipnótico y sedante que se usa para tratar el insomnio grave y los trastornos de ansiedad.
  • Diazepam, o Valium: Se trata de un fármaco que reduce la ansiedad, hipnótico, sedante y anticonvulsivo que actúa con rapidez. Se utiliza para tratar ataques de pánico, insomnio, convulsiones, síndrome de piernas inquietas y abstinencia de alcohol. El diazepam también se usa para el tratamiento de la dependencia de las benzodiazepinas debido a su baja potencia.
  • Estazolam: Estazolam es un medicamento sedante que reduce la ansiedad y se receta para el tratamiento del insomnio a corto plazo.
  • Flurazepam, o Dalmane: El flurazepam es un medicamento sedante que reduce la ansiedad y se usa para tratar el insomnio de leve a moderado.
  • Oxazepam: Esto se utiliza para tratar la ansiedad y el insomnio. También puede controlar los síntomas de abstinencia de alcohol.
  • Temazepam, o Restoril: Temazepam está aprobado para el tratamiento a corto plazo del insomnio.
  • Triazolam, o Apo-Triazo, Halcion, Hypam y Trilam: Esto solo se usa como un sedante para tratar el insomnio severo.


El abuso de benzodiazepinas es un problema de salud creciente.

El abuso de benzodiazepinas se está convirtiendo en un grave problema de salud pública.

Según la Administración de Servicios de Salud Mental y Abuso de Sustancias (SAMHSA, por sus siglas en inglés), las admisiones hospitalarias relacionadas con el abuso de medicamentos con benzodiazepina para personas mayores de 12 años aumentaron de 22,400 en 1998 a aproximadamente 60,200 en 2008.

Es responsabilidad tanto del médico como del paciente mantener bajo control el uso de benzodiazepinas. Los médicos deben asegurarse de que no están prescribiendo el medicamento en exceso, y que no están prescribiendo benzodiazepinas como un tratamiento de primera línea.

Una vez en posesión de la droga, los pacientes deben asegurarse de que las benzodiazepinas se almacenen de manera segura fuera del alcance de los niños, y que sigan la dosis y el horario correctos, así como cualquier consejo del médico que prescribe.

Para llevar

Si bien los riesgos planteados por la mezcla de benzodiazepinas con sustancias como el alcohol son considerables, pueden tener un impacto positivo en el impacto de algunos trastornos neurológicos y de la salud mental cuando se usan correctamente.

Siempre y cuando el médico esté informado de cualquier otro medicamento que esté tomando, y esté tomando benzodiazepinas según lo aconsejado en el envase o por su médico, no hay riesgos importantes en su uso para tratar las condiciones adecuadas.

Categorías Más Populares

Top